Los 10 mejores miradores de Cantabria. Turismo rural de experiencias

Los 10 mejores miradores del valle del Nansa en Cantabria

Para dar la bienvenida a la primavera os proponemos un plan de fin de semana en el que disfrutar al máximo recorriendo los que hemos elegido como los 10 mejores miradores del valle del Nansa y Peñarrubia.

Lugares que envuelven con la belleza del paisaje, abiertos a la contemplación y al disfrute.

Es una forma atractiva de disfrutar del tiempo de ocio que os dejará en el recuerdo imágenes impactantes. A cada uno de ellos se llega por carretera y todos tienen algo que os sorprenderá.

La propuesta comienza en la costa, justo donde el río Nansa llega a su desembocadura por la ría de Tina Menor. Un centenar de metros de altura separan el MIRADOR DE PECHÓN del mar. Las agitadas olas del Cantábrico van dando forma a los abruptos acantilados calizos esculpiendo en ellos hermosas cuevas marinas. La panorámica nos deja ver la playa del Sable y el impresionante estuario del río Nansa donde se intercambia el agua salada y el agua dulce al ritmo de las mareas.

Los 10 mejores miradores de Cantabria. Turismo rural de experiencias

En nuestro camino hacia tierras altas, pararemos en el MIRADOR DEL COLLADO. Aquí, junto a las praderías de Herrerías, el río parece querer esconderse y aparece encajado bajo nuestros pies, rodeado de bosques de robles, encinas, castaños y fresnos. Dejamos que la mirada se aleje para encontrarnos con un horizonte montañoso. Hacia el Sur los Picos de Ozalba, las sierras de la Collada y la Braña, el Macizo de Arria y Gamonal, y ya en tierras asturianas, la sierra de Cuera.

El mirador del Collado

Seguimos en Herrerías y subimos hasta el MIRADOR DE RÁBAGO. Impresionante la panorámica desde aquí. Nos rodean las montañas, algunas tan escarpadas como Peña Sagra o los Picos de Europa. En el fondo de valle una vega, la más extensa de toda la comarca, ocupada por la mies de Cades, en cuyo valle se encuentra la Ferrería de Cades, en un edificio del siglo XVIII que merece la pena ser visitada.  Un variado paisaje de aldeas, prados y arbolado autóctono. Si tenemos tiempo podemos seguir hasta la entrada de la cueva de El Soplao. Su visita es muy recomendable ya que está considerada una de las grandes maravillas de la geología y reúne todo un paraíso de espeleotemas.

Los 10 mejores miradores de Cantabria. Turismo rural de experiencias

Al otro lado del río, ya en el municipio de Rionansa, sobre el embalse de Palombera, el MIRADOR DE LA COLLADA. Ante nuestros ojos un paisaje de transición. Adaptándose a la sequedad que les proporciona el suelo calizo, las encinas cubren las laderas de la sierra del Escudo de Cabuérniga. La mirada se posa especialmente en las praderas con sus cierres de piedra y en los invernales rodeados de pequeños bosquetes.

Los 10 mejores miradores de Cantabria. Turismo rural de experiencias

Llegamos al cruce de Puentenansa y vamos en dirección a Obeso por la carretera que nos lleva hasta el desfiladero de La Hermida. Desde el MIRADOR DE OBESO disfrutamos de un paisaje plenamente rural en donde se adivina la antigua organización medieval que definió el territorio de aldea con Obeso en la parte alta, Pedreo y Rioseco junto a la vega del río. Este camino histórico del sur de la sierra del Escudo nos recuerda su pasado de encrucijada con buenos ejemplos de arquitectura defensiva.

Los 10 mejores miradores de Cantabria. Turismo rural de experiencias

Nos detenemos brevemente en el MIRADOR DE LAFUENTE-LAMASÓN. Los colores verdes inundan la mirada, los prados abancalados parecen trepar por las laderas de las sierras calizas del Escudo de Cabuérniga, Arria y Ozalba. Un entorno intensamente ocupado desde época histórica que nos deja ver invernales, pastizales y aldeas tan interesantes como Lafuente. Es un conjunto urbano lineal, construido en torno al camino medieval, desde la primera casa de Lafuente hasta la última de Los Pumares alcanza más de 800 metros, y guarda en su interior joyas como la iglesia de Santa Juliana del siglo XII, declarada Bien de Interés Cultural, así como un interesante conjunto hidráulico.

Los 10 mejores miradores de Cantabria. Turismo rural de experiencias

Continuando por la CA-282 llegamos al MIRADOR DE SANTA CATALINA. Para algunos uno de los más espectaculares miradores de Cantabria. El paisaje es vertical marcado por oquedades, cuevas, hendiduras y canales por las que trepan las encinas. El río Deva ante nuestros asombrados ojos se encaja vertiginosamente decenas de metros. Estamos viendo la parte más profunda del desfiladero de La Hermida. El lugar, claramente estratégico, fue ocupado por un castillo altomedieval, la Bolera de los Moros, cuyas ruinas han sido estudiadas gracias al Programa Territorio y Patrimonio de la Fundación Botín. Amplio y variado es el patrimonio de este valle, pero de momento no nos detenemos en detalles, os lo iremos contando poco a poco en nuevos artículos.

Los 10 mejores miradores de Cantabria. Turismo rural de experiencias

No descendemos por ahora a La Hermida, recuperamos la CA-282 de regreso hasta Puentenansa para seguir en dirección al Puerto de Piedrasluengas. Dejamos atrás los acogedores pueblos de Cosío y Rozadío hasta alcanzar Santotís, en el municipio de Tudanca. Estamos ya en el tramo medio-alto del valle del Nansa.

Desde el MIRADOR DE SANTOTÍS el protagonismo de la aldea de Tudanca se hace evidente. Junto a ella La Lastra y en su entorno Santotís y Sarceda (que desde aquí no se deja ver). Dominan el paisaje amplias mieses, parcelas abancaladas, muros de piedra y prados. En las laderas orientadas a mediodía localizamos los invernales, mientras que en las zonas de umbría parecen estar más a gusto los bosques de hayas y robles. A espaldas del Conjunto Histórico Artístico de Tudanca y sobre la suave cumbre de La Jorcada, se aprecian los pastizales de siega del Prado Concejo. Estos pastos comunales y de aprovechamiento colectivo son testimonio del antiguo modo de vida medieval.

Los 10 mejores miradores de Cantabria. Turismo rural de experiencias

Siguiendo la misma carretera en dirección al valle de Polaciones, atravesamos el espectacular estrecho de Bejo, Punto de Interés Geológico, y llegamos hasta el MIRADOR DE LA COHILLA (recibe el mismo nombre que el embalse). Impresiona encontrarnos con los 116 m de pared de la presa que la convirtieron en la más alta de España en los años cincuenta. La carretera que seguimos, construida a finales de los años 40, al tiempo que la presa, deja mudo a más de uno. Excavada en la roca en algunos lugares, parece saltar al vacío en otros. Desde la misma presa mirando hacia Polaciones se intuyen algunas de las mayores elevaciones montañosas de Cantabria.

Los 10 mejores miradores de Cantabria. Turismo rural de experiencias

Continuamos camino por la carretera que lleva al puerto de Piedrasluengas. Nos desviaremos en el cruce de Pejanda, junto a Casa Molleda, para subir hasta el MIRADOR DE SAN MAMÉS al que se llega por carretera. Hay más e igualmente espectaculares miradores en el valle de Polaciones, pero para alcanzarlos deberíamos aparcar el coche y caminar.

La imagen que se muestra ante nosotros, cuando el día está sin niebla, es sensacional. Nuestros ojos chocan con montañas aquí y allá, Peña Sagra (Cornón: 2125 m), La Concilla (1.992 m), Peña Jelgueras, la sierra del Cordel, Pico Tres Mares (2.175 m) y Peña Labra (2.018 m). Éstas últimas son el límite meridional de la cuenca del Nansa y sus cumbres son los mejores observatorios para divisar toda Cantabria. Los arroyos que acarician sus laderas dan origen del río Nansa y al nombre del valle que hemos recorrido. En la cercanía, la aldea de San Mamés con sus prados de intenso color verde en primavera se deslizan hacia el fondo de valle.

Los 10 mejores miradores de Cantabria. Turismo rural de experiencias

Desde aquí la mirada se llena con la magia de los árboles. Amplias extensiones de hayedos y robledales se muestran ante nuestros ojos. Contemplamos algunos de los bosques mejor conservados de Cantabria. Es fácil que hablando con los lugareños te cuenten historias de encuentros con osos, lobos y jabalíes que viven en ellos. Mientras escuchamos los vibrantes cantos del sinfín de aves forestales, las huellas en los caminos delatan a los zorros y a otros pequeños mamíferos. Hay que estar atentos porque sobre nuestras cabezas, sin darnos cuenta, seguro que algún buitre, águila real, alimoche o águila ratonera surcará los cielos. Tan valioso es este entorno que forma parte de la Red Natura 2000, la red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad.

Polaciones. Valle del Nansa. Nansa Natural Cantabria. Agroturismo Cantabria, aldeas, artesanía, artesanos, bicicletas, Cantabria infinita, Cantabria turismo con niños, Cantabria turismo rural, Ecoturismo Agroturismo en Cantabria, Ecoturismo en Cantabria, Escapadas fin de semana Relax en Cantabria, Escapadas Relax, Escapara rural en Cantabria, gastronomía, Gastronomía de Cantabria, música, Naturaleza, Naturaleza en familia, Packs de experiencias rurales, paisajes, patrimonio, productores, rutas, Turismo de experiencias Cantabria, Turismo ecológico, Turismo rural Cantabria, Turismo sostenible en Cantabria, Vacaciones en Cantabria casas rurales, viajes a Cantabria, viajes de naturaleza, viajes de naturaleza en Cantabria, vacaciones en Cantabria, qué hacer en Cantabria, tradiciones

Desde luego estamos en el mejor lugar para darse cuenta de que este territorio es la mejor expresión de las relaciones entre el hombre y el medio. Cuando entendemos los paisajes damos el primer paso para su conservación. Si te animas a descubrirlo más profundamente, puedes probar las experiencias rurales de NansaNatural que ofrecen una mirada abierta y documentada para disfrutar del territorio.

Hemos elegido solo 10 miradores, nuestros favoritos, pero sabemos que la lista es mucho más amplia. Podéis decirnos cuál es vuestro mirador favorito del valle e iremos completando la lista. ¿Os animáis?.

 

Guardar

Guardar

FacebooktwitterFacebooktwitter

2 comments on “Los 10 mejores miradores del valle del Nansa en CantabriaAdd yours →

  1. Esta comarca de miradores desde luego está dotada con generosidad, pero esta selección de diez resume perfectamente lo que es su recorrido de principio a fin ….o viceversa desde su desembocadura hasta su impresionante cabecera seguro que lejos de defraudar a nadie cautivará a muchos que se decidan visitar la comarca y muchos sin duda repetiran….

    1. Estamos totalmente de acuerdo contigo Amalio, desde el mar a la montaña, el valle del Nansa y Peñarrubia es un mundo por descubrir que deja recuerdos inolvidables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *